Tratamientos de fertilidad

“En CAREMUJER contarás con una atención cercana, transparente y personalizada un equipo de profesionales de brillante formación en fertilidad. La amplia experiencia de nuestros médicos y embriólogos junto con la avanzada y actualizada tecnología de nuestros laboratorios, son la clave para que el 92% de nuestras parejas hayan conseguido tener un hijo”

 

 

 

FECUNDACIÓN IN VITRO

La fecundación in vitro consiste en realizar la fecundación del óvulo fuera del cuerpo de la mujer, es decir, en el laboratorio.

Para ello será necesario estimular la ovulación, mediante un proceso de tratamiento que tiene una duración media de 10-11 días. Durante este periodo el ginecólogo debe controlar el desarrollo de los óvulos mediante control ecográfico y los óvulos se extraerán cuando el ginecólogo estime que es el momento adecuado. La extracción de los óvulos se hace por vía vaginal, mediante una leve sedación. Después de este proceso, podrás hacer una vida normal.

Una vez tenemos los óvulos preparados en el laboratorio, se prepara la muestra se semen. Los espermatozoides son seleccionados cuidadosamente y microinyectados (introducidos) dentro de cada óvulo. Es el proceso de fecundación denominado ICSI o microinyección espermática.

Los embriones se mantienen en cultivo por un periodo que puede oscilar de entre 2 y 5 días, en un incubador que simula las condiciones que se dan dentro del cuerpo de la mujer.

Después de este tiempo, los embriones son introducidos dentro del útero, mediante un acto denominado transferencia embrionaria, que se realiza en la consulta, que no resulta doloroso para la mujer, y en la que pude estar acompañada.

OVODONACIÓN

El tratamiento de Ovodonación significa hacer un tratamiento de fecundación in vitro en el que se utilizan óvulos que una mujer dona de forma altruista.

La mujer donante será compatible físicamente con la mujer receptora. Ambas realizarán el tratamiento al mismo tiempo. La mujer donante realizará la estimulación ovárica para la extracción de los óvulos y la mujer receptora preparará su endometrio, la capa interna del útero, para recibir los embriones. Ambos tratamientos tienen una duración similar, y se harán de forma sincronizada.

En CAREMUJER, los ciclos de ovodonación son realizados con óvulos en fresco, no vitrificados, es decir, la mujer donante hace el tratamiento al mismo tiempo que la mujer receptora. Ambas mujeres nunca coincidirán y no podrán conocerse. Es un objetivo fundamental en CAREMUJER el trato exquisito y respetuoso de la mujer donante y de la mujer receptora.

La mujer donante es anónima, y tampoco podrá conocer nunca el destino de sus óvulos. Una vez que una mujer requiere una donante, ésta es seleccionada de entra aquellas mujeres donantes que ya han completado sus estudios de salud y están a la espera de ser avisadas.

Las donantes en CAREMUJER son cuidadosamente seleccionadas y estudiadas. Tras un exhaustivo estudio de salud físico (exploración completa, citología, cultivo vaginal, ecografía ginecológica, etc) y mental (valoración psicológica), y una completa historia familiar, se les realizan varios análisis de sangre, en el que, además de determinar la salud de la donante y descartar enfermedades infecciosas, se realizan las siguientes determinaciones genéticas:

  • Cariotipo (fórmula cromosómica)
  • 11 enfermedades asociadas al cromosoma X
  • Anemia de células falciformes
  • Atrofia muscular espinal
  • Ataxia de Friedreich
  • Fiebre mediterránea
  • Alfa talasemia
  • Beta talasemia
  • Fibrosis quística

Quiero ser donante.

TRATAMIENTO PARA MEJORAR LA CALIDAD DE LOS ESPERMATOZOIDES

En ocasiones, es necesario poner un tratamiento al hombre para mejorar la movilidad o reducir la fragmentación del ADN de los espermatozoides. Los tratamientos son administrados generalmente vía oral, durante un tiempo.

TRATAMIENTO PARA OPTIMIZAR LA CALIDAD OVOCITARIA

En algunos casos, sobre todo aquellos en los que la mujer presenta una baja reserva ovárica, y por tanto, se prevé una baja calidad ovocitaria, es necesario un tratamiento específico previo a la realización de la fecundación in vitro.

En muchos casos, tras dicho tratamiento, se mejora el número y calidad de los óvulos que se obtiene y, por tanto, se mejora el potencial de embarazo de los embriones que se transfieren al útero.

 

Un buen estudio y valoración de la mujer, y una buena preparación antes de los tratamientos de reproducción asistida, permite mejorar las tasas de embarazo en casos en los que antes no había alternativas.

INDUCCIÓN DE LA OVULACIÓN

En estos casos, se estimula la ovulación, con pastillas o con inyecciones, y mediante control ecográfico durante varios días, se indica a la pareja cuándo son los mejores días para tener relaciones sexuales.

ADOPCIÓN DE EMBRIONES

En CAREMUJER tenemos a su disposición la posibilidad de adoptar embriones de alta calidad, que nos permite ofrecer tasas de embarazo cercanas al 50%. El procedimiento de tratamiento es sencillo y cómodo para la paciente. La mujer sólo tendrá que preparar el endometrio o capa interna del útero, que es la que recibirá los embriones. Esto puede hacerse mediante ciclo menstrual natural o mediante tratamiento suave con estrógenos. El momento en que se introducen los embriones en el útero es llamado transferencia embrionaria, que es un procedimiento indoloro realizado en una consulta médica especialmente preparada para ello. Los embriones serán seleccionados específicamente para cada pareja, en función de grupo y Rh y características físicas.

INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

Es un proceso por el cual se introduce el semen, previamente preparado y capacitado, dentro del útero de la mujer. Este procedimiento no resulta doloroso para la mujer, que puede estar acompañada en todo momento.

Previamente a la inseminación, la mujer realizará un tratamiento de estimulación de la ovulación, que mejorará las posibilidades de embarazo. Este tratamiento tiene una duración media de 12 días, en los cuales debe ser controlada por su ginecólogo, que realizará ecografías periódicas para determinar el momento preciso para realizar la inseminación.

SELECCIÓN AVANZADA DE EMBRIONES

Esta avanzadísima tecnología permite estudiar la morfocinética de los embriones segundo a segundo, esto es, se estudian de forma continua durante el cultivo embrionario en unos incubadores especiales. Esta técnica ya ha demostrado que aumenta la tasa de embarazo en casos de fallos repetidos tras fecundación in vitro y permite la selección de embrión único para su transferencia, disminuyendo la tasa de embarazo gemelar.

SELECCIÓN AVANZADA DE ESPERMATOZOIDES 

Esta técnica se realiza aplicando las Columnas de Anexina o también conocida como MAC. Esta innovadora técnica, basada en la biología molecular, permite eliminar aquellos espermatozoides que no son válidos para la fecundación aunque aparentemente lo sean. De esta manera se obtendrá una muestra de semen de mejor calidad. La capacidad de selección espermática mediante esta técnica ha permitido mejorar aún más nuestras tasas de embarazo, e incluso han hecho posible el embarazo en casos de patología de semen muy importante para las que antes no existía alternativa.

VITRIFICACIÓN DE ÓVULOS. PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD.

La vitrificación de óvulos es una técnica que cada vez es utilizada por más mujeres. Consiste en congelar los óvulos obtenidos tras un tratamiento de estimulación ovárica. Este tratamiento tiene un duración media de 10-11 días. Durante este periodo el ginecólogo realizará controles ecográficos para determinar la evolución de la estimulación ovárica y determinar el momento de la extracción de los óvulos. El proceso de extracción de óvulos se realiza por vía vaginal, mediante sedación suave. Después de este procedimiento, la mujer puede hacer una vida normal.

En el momento que la mujer desee utilizar sus óvulos, éstos serán descongelados para realizar fecundación in vitro (enlace a apartado de fecundación in vitro) y conseguir embriones para transferir dentro del útero.

La vitrificación de óvulos puede utilizarse por varias razones:

  • Preservación de la fertilidad en mujeres que quieren postergar su fertilidad.

La edad de la mujer disminuye la fertilidad, descendiendo la capacidad de embarazo a partir de los 35 años. La vitrificación de óvulos, a ser posible antes de esta edad, salvaguarda la capacidad de concebir en un futuro.

  • Preservación de la fertilidad en mujeres con una patología, como el cáncer, que puede disminuir su fertilidad.

La mujer que se enfrenta a un tratamiento quirúrgico o médico que mermará o anulará su capacidad de producir óvulos, tiene la posibilidad de guardar sus óvulos mediante vitrificación. De esta manera, una vez superada su enfermedad, podrá ser madre.

  • Óvulos sobrantes de un ciclo de fecundación in vitro.

En los casos en los que la mujer y/o su pareja no quieran utilizar todos los óvulos obtenidos durante el proceso de una fecundación in vitro.

 

DIAGNÓSTICO GENÉTICO PREIMPLANTACIONAL 

El Diagnóstico Genético Preimplantatacional (DGP) es un método avanzado de diagnóstico prenatal que se realiza en el embrión antes de su transferencia al útero. En CAREMUJER le podemos ofrecer una amplia experiencia en la realización de esta técnica. La técnica requiere la realización de un ciclo de fecundación in vitro con inyección intracitoplasmática. A cada embrión obtenido se le extrae una sola célula mediante micromanipulación, un método cuidadoso que no produce daño embrionario. A continuación, se practica un análisis genético de las células extraídas. De esta manera es posible saber el estado de cada uno de los embriones y permite que únicamente los no afectos sean transferidos al útero. El Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) está indicado cuando la pareja tiene la posibilidad de transmitir a su descendencia alguna enfermedad de base genética. Existe también indicación en algunos casos de aborto de repetición y ciclos previos de FIV sin éxito.

TEST DE COMPATIBILIDAD O MATCHING GENÉTICO

Todas las personas estamos en riesgo de tener un hijo con una enfermedad genética, aunque no tengan antecedentes familiares o síntomas de la enfermedad. Actualmente existen pruebas genéticas, el test de Compatibilidad o Matching Genético, que permite detectar si algún miembro de la pareja, o los dos, es portador de alguna enfermedad genética, como la fibrosis quística, la atrofia medular espinal el Síndroem de X-Frágil, etc.  El Test de Compatibilidad o Matching Genético consiste en un análisis de sangre a la mujer y otro a su pareja, con el fin de detectar la existencia o no de más de 250 enfermedades genéticas.  La detección de una mutación específica en algún progenitor, o en los dos, permite ofrecer a la pareja varias opciones a nivel reproductivo. El test de Compatibilidad o Matching Genético pueden hacerlo tanto las parejas que vayan a usar sus propios gametos como en aquellos casos en el que alguno de los gametos o los dos sean de donante.  En el caso de que sólo uno de los progenitores sea portador de una mutación de una enfermedad genética, el recién nacido podrá portar también dicha mutación pero no estará afecto. En el caso de que ambos progenitores sean portadores de la misma mutación de una enfermedad, pueden tener un hijo afecto de esa enfermedad. En este caso la opción para prevenir el nacimiento de un hijo afecto de una enfermedad es el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP). Esta técnica consiste en tomar biopsia de una célula de cada embrión obtenido tras la fecundación in vitro y buscar la enfermedad específica de la que los progenitores son portadores. De esta manera se descartan la mayoría de los embriones afectados.

BIOPSIA TESTICULAR

La biopsia testicular es útil y aconsejable en los casos en los que no se encuentran espermatozoides en el eyaculado. Esta técnica pude ser necesaria cuando el hombre tiene hecha vasectomía previa, o cuando por una patología que provoca obstrucción, no llegan los espermatozoides al eyaculado.

Mediante la biopsia testicular los espermatozoides son obtenidos directamente del testículo. Dicha técnica se realiza con sedación, mediante un proceso de una duración de entre 15 y 20 minutos.

La muestra de testículo es inmediatamente procesada en el laboratorio de reproducción, donde los biólogos seleccionarán los espermatozoides y los prepararán para su congelación.

CONGELACIÓN DE SEMEN

En aquellos casos en los que el hombre vaya a sufrir un proceso quirúrgico en el testículo o requiera tratamiento con quimioterapia o radioterapia, o cualquier otro tratamiento que puede provocar infertilidad, se aconseja congelar su semen. El procedimiento no requiere más que obtener una muestra se semen mediante eyaculación. Una vez obtenida, las biólogas preparan la misma para que pueda ser congelada correctamente. La muestra puede estar en nuestro banco de congelación todo el tiempo que el hombre desee.